Cómo sembrar cítricos adecuadamente?

Sisdeagro SAS | Revisión sobre el uso de ácidos húmicos en el cultivo de cítricos y limón Tahití
Revisión sobre el uso de los ácidos húmicos en cultivo de Cítricos y Limón Tahití
marzo 2, 2021
Sisdeagro SAS Colombia | Cómo interpretar adecuadamente un análisis de tejido foliar para Limón Tahití
Que información entrega un análisis tejido foliar de Limón Tahití
junio 23, 2021

A continuación se presenta el concepto general de los pasos que deben seguirse para sembrar adecuadamente árboles de cítricos. Es importante tomar en consideración que todos los fertilizantes a ser aplicados, enmiendas y materia orgánica que se utilice deben decirse basándose en parámetros técnicos, sobre todo basándose en la información de un análisis de suelos e interpretado por un especialista en las ciencias agrícolas.

Trazo. Es la labor mediante la cual se hace un arreglo espacial para poder distribuir los árboles del cultivo mediante un arreglo especial. Esta labor idealmente debe hacerse una vez los lotes definitivos se hayan descombrado y guadañado de pastizales con la finalidad de que el trazador no tenga obstáculos que le impidan dejar un trazo lo más ordenado posible.  

Trazo de tres bolillos. Es el trazo ideal para establecer la plantación en lomas, cuando no es posible circular con un vehículo que permita mecanizar labores debido a la pendiente, por lo cual se aprovecha mejor el espacio pudiendo usar densidades de hasta un 15% por sobre las utilizadas en terrenos planos.

Las medidas sugeridas para el trazo en tres bolillos en cítricos es de 6 x 4, que implica una calle de 6 metros y un espacio entre planta de 4 metros que se puede lograr según el siguiente esquema:

Esta densidad implica que cabrán mas o menos 400 árboles por ha, aunque pueda hacerse para una densidad de entre 330 y 350 árboles por ha, pero la decisión en cuanto a la densidad no es tema del presente artículo.

Trazo en hileras o surcos

Este tipo de trazo es ideal para terrenos planos que son mecanizarles. En tal caso el trazo debe hacerse directamente con el uso de cuerdas o un molde en forma de “T” que tenga las medidas exactas de calle y de espacio entre línea. En este caso lo ideal es que las líneas se orienten de oriente a occidente siempre.

Plateo. Una vez se ha efectuado el trazo, se procede a hacer el plateo que consiste en remover toda la maleza de la superficie del suelo en un radio de 1 metro (2 metros de diámetro) al tiempo que se remueven todas las piedras grandes y residuos orgánicos que pudiesen haber en la zona donde se sembrará el arbolito.

En zonas donde haya pendiente muy pronunciada, el plateado debe implicar hacer una terraza de 1 metro de diámetro mínimo.

Ahoyado. Posteriormente se procede a hacer un hoyo de 40 cm x 40 cm, por una profundidad equivalente a la mitad de la altura de la bolsa del cespedón donde está el arbolito, regularmente la profundidad del hoyo es de 20 cm. El ancho del hoyo de esa dimensión se debe a que es el ancho ideal para poder pistar el material con el que se rellene utilizando los pies.

En zonas donde haya pendiente, el ahoyado siempre debe considerar esa profundidad tomando como base la terraza que se hizo durante el plateado y respetando la posición de la estaca de trazo ya que el hoyo en todo caso debe quedar justo donde se hizo la marca del mismo.

Aplicación de las enmiendas. Se debe aplicar en la zona del ahoyado el material que haya sido declarado con enmienda, que regularmente es una cal o yeso agrícola de forma que quede esparcido alrededor del hoyo. Ninguna enmienda tiene mínima o nula carga de bacterias como lo es potencialmente la materia orgánica, por lo cual con seguridad esta enmienda puede colocarse en el hoyo de siembra es decir en la parte inferior del mismo.

Colocar el árbol dentro del hoyo. Se procede a colocar el cespedón o pilón del árbol dentro del hoyo, teniendo el cuidado de no desmoronarlo y rompiendo la menor cantidad de raíces posibles. Para esto se requiere retirar la bolsa del cespedón rompiéndolo con una navaja con mucho filo desde una vez colocado en el hoyo haciendo un corte desde la parte de abajo hasta arriba.

Es importante que a cada árbol se le quite una rodaja equivalente a una quinta parte del total del cespedón como medida para retirar cualquier exceso de raíces que pueda estar mal formada. Asimismo es importante revisar el árbol para verificar que no tenga pudriciones ni malformaciones que ocasione el descarte del mismo.

Aplicación de fertilizantes en el hoyo de siembra. Se deben mezclar todos los fertilizantes y se debe aplicar la mitad del total de la mezcla dentro del hoyo de siembra tal como se muestra en el siguiente esquema:

Lo anterior se debe a que los cítricos tienen un sistema radicular muy superficial, y es en las raíces de la parte de arriba las que primero se desarrollan, por lo cual para mitigar cualquier riesgo de encharcamientos se dejan las raíces de la parte de arriba en una torta, la cual nunca se encharcará.

Es en este proceso cuando se van colocando capas de tierra al tiempo que se pisan con un palo (el cabo del azadón) o con los pies y se coloca fertilizante, debe hacerse al menos 3 capas de tierra pisadas con fertilizante encima para llegar a cubrir el hoyo.

Aplicación de materia orgánica y elaboración de la torta. Se procede a regar la cantidad de materia orgánica que ha sido recomendada por el agrónomo para la siembra en el área alrededor del hoyo de siembra, de forma que al arrancar tierra para hacer la torta se vaya mezclando la materia organica

Es en este paso que debe cubrirse la parte del cespedón que ha quedado por encima del hoyo de siembra; se debe cubrir completamente esta porción del mismo hasta 2 cm a 4 cm por encima del cuello de la raíz, y se debe garantizar que no queden por fuera raíces descubiertas.

La torta debe tener un diámetro de al menos 50 cm de diámetro pues si esta queda demasiado angosta existe un riesgo que se deshaga con facilidad.

El material con el que se elabora la torta deberá pisarse muy bien a fin de que no quede floja y de que no  se erosione y para que no queden cámaras de aire, esta actividad se podrá hacer con  el plan del machete, con la planta de la mano, o con la parte plana del azadón.  

Elaboración del canal de desagüe en la parte superior de la loma. En caso la siembra se haga en una pendiente, es imprescindible que al momento de la siembra se haga un canal que ayude a sacar el agua que escurre desde la parte superior de la loma. Para ello con un azadón es necesario hacer un canal en la parte superior de la pendiente de la siguiente forma:

Se debe hacer un canal alrededor de la torta siguiendo la pendiente de la loma, con la finalidad que el exceso de agua que escurra durante una tormenta o evento de lluvia por largo tiempo pueda escurrir sin afectar la zona donde se establecerá el sistema radicular del árbol recién plantado. Es altamente recomendado que se tome en consideración el siguiente esquema para tener muy presente en qué zona deben quedar los fertilizantes, enmiendas y materia orgánica al momento de sembrar. Si esto no se respeta no se pueden garantizar un buen despegue del arbolito.

La materia orgánica se coloca en la parte de arriba de preferencia pues la carga bacteriana de la misma, en caso que no esté bien compostada, puede afectar las raíces en caso que haya un evento de lluvia excesiva. Asimismo se debe hacer con los hidro retenedores en caso se utilicen, siempre deben ir en la parte superior de la torta y no en el hoyo de siembra.

Comments are closed.

Spanish